Gran Premio de La Habana 1958

El gran Premio de La Habana de 1958 era la carrera de autos más importante de Cuba y de América Latina, en ella se habían inscrito 23 corredores de varias naciones, entre ellos el americano campeón de las 500 millas de Indianápolis Roy Ruttiman, los ingleses Stirling Moss y Phil Hill, el alemán Von Tripps, el francés Jan Behra, el español Francisco Goddia, el venezolano Piero Drogo y el play boy dominicano Porfirio Rubirosa. La carrera, se pactó a 500 kilómetros y se correría en el circuito del Malecón habanero en el tramo comprendido desde la Avenida de los Presidentes hasta el Parque de Maceo, cada vuelta era de 5 kilómetros y había que completar cien vueltas para alcanzar la meta.

Esta carrera de autos en Cuba estuvo marcada fundamentalmente por el secuestro de Juan Manuel Fangio y por el gravísimo accidente del auto #54, conducido por Alberto García Cifuentes que en la sexta vuelta frente a la explanada de la Embajada de Estados Unidos se fue de control e impactó contra el público a gran velocidad. El accidente provocó 6 muertos y más de 30 heridos, entre ellos el propio Cifuentes.